Skip to main content

Existen una gran cantidad y variedad de complementos para los instrumentos de cuerda. Todos estos accesorios favorecen y contribuyen al cuidado del instrumento, ayudan al confort mientras tocamos, mejoran el aprendizaje y optimizan la eficiencia del estudio. Estos utensilios complementarán el día a día con tu violín, viola o violoncello.

A continuación te contamos cuáles son los accesorios que necesitas y te servirán de gran ayuda para tu instrumento de cuerda. Te explicaremos también para qué són, cómo se usan y la forma de obtenerlos.

Estuches

El primer accesorio imprescindible es sin duda un estuche. Hay de distintos tipos y materiales, ajustándose cada uno a las necesidades de protección del instrumento, desde los músicos principiantes hasta los profesionales. 

Características de estuches para violín y viola

Los estuches de violín y viola son, por norma general, rígidos, ya que las fundas blandas o semirígidas son poco recomendables dada la fragilidad de los instrumentos. Podemos encontrar de gran variedad de materiales: estuches para violín y viola de fibra de vidrio, de poliuretano, de ABS o de fibra de carbono, entre otros. Cada uno ofrece unas ventajas diferentes pero la mayoría son resistentes y ligeros al mismo tiempo. Además, contienen algún compartimento para accesorios pequeños y cuerdas de repuesto. Puedes encontrar estuches de violín y estuches de viola según tu necesidad en nuestra tienda online. 

Características de estuches para violoncello

Por lo que se refiere a estuches para violoncello, pueden clasificarse en semi-rígidos o rígidos. Los semi-rígidos son una buena opción intermedia que protegen el instrumento en la zona más frágil (el puente), aunque no lo hacen los laterales o la espalda. Los rígidos son, generalmente, en tamaño adulto, y los hay de distintos materiales: fibra de carbono y acabado 3D, carcasa de ABS, poliuretano, madera… Contienen cierre hermético, son resistentes a los golpes y su peso es ligero. Aquí te mostramos estuches para violoncello tanto rígidos como semi-rígidos.

Arcos

La elección del arco es una cuestión personal y del estilo al tocar. En la actualidad, los fabricantes de arcos utilizan dos materiales principalmente: la madera y la fibra de carbono. Cada arco de violoncello, viola o violín es distinto e influye directamente en el sonido que se emite. Los de fibra de carbono tienden a ser fuertes, duraderos, estables y no reaccionan a los cambios de temperatura y humedad. Por su parte, los arcos de madera están hechos a mano, son fuertes y elásticos y son una inversión a largo plazo.

Almohadillas

Las almohadillas se adhieren a la parte superior del violín y se apoyan en el hombro o clavícula. Tiene diferentes funciones como hacer que tocar sea mucho más cómodo durante largos períodos, facilitar la postura adecuada y evitar que el instrumento se resbale. Tienen forma ergonómica y son ajustables en altura y anchura. Son una elección perfecta tanto para estudiantes como para profesionales. Puedes echar un vistazo tanto a almohadillas para violín como almohadillas para viola.

Cuerdas

Otro de los accesorios imprescindibles son las cuerdas. Requieren un proceso de fabricación y tratamiento complejo, ya que son un factor importante en la calidad del sonido. Hay diferentes tipos de cuerdas para el violín: de tripa, metálicas, de nylon, sintéticas y de estudio. Es importante que después de tocar se pase un paño por debajo y encima de las cuerdas, en la madera y en el arco, para retirar la colofonia. De no hacerlo, la resina desgastará las cuerdas.

Resinas

La resina es un material que se frota en el arco y permite que tenga más adherencia a la cuerda y vibre correctamente. Cada músico tiene que escoger la resina que se ajuste a sus gustos y exigencias interpretativas. Existen factores externos que influyen en el comportamiento de la resina, como la temperatura, la humedad y otros factores atmosféricos. 

Abrir chat
Hola, bienvenido a Luthiers Clar
¿En qué podemos ayudarle?